UN RECORRIDO POR LA NATURALEZA, LA HISTORIA Y EL ARTE DESDE EL ORIGEN HUMANO HASTA NUESTROS DÍAS. (En un rádio de 40 kilómetros)

lunes, 11 de diciembre de 2017

UN POCO DE AUTOCRÍTICA.....

Este Puente de la Constitución 2017 ha traído miles de visitantes al Arlanza, pero, ¿ estamos preparados para acoger este flujo con asiduidad?

Nada más llegar a la zona se da uno cuenta de que ninguna de las localidades cuenta con un sistema de estacionamiento acorde al número de visitantes....Autocaravanas en la plaza mayor, autobuses en la carretera, coches sobre aceras.....
Cuando uno llega a destino suele comenzar su visita buscando información, y para ello recurre a las oficinas de turismo, los alojamientos o los propios vecinos. En todos ellos encontramos mucha información del destino en que nos encontramos, pero un total desconocimiento de los recursos del resto de la comarca.... y no nos engañemos, somos un destino como comarca, y mas en visitas de más de un día.
La primera preocupación es donde aplacar el hambre.....¿Tenemos una oferta suficiente y suficientemente variada?. Muchos son los fines de semana en los que es difícil encontrar un lugar donde comer o cenar,,,,cuando el número de visitantes aumenta esto puede suponer una aventura,,,,a veces muy frustrarte.
Y una vez aquí, que hacemos? Son muchas las posibilidades, pero las conocemos los de aquí, no aquellos a los que van dirigidas. Se dan incluso casos en que se realizan actividades y eventos que no llegan a publicitarse y por lo tanto no llegan al público objetivo.
MI conclusión personal  es que tenemos un gran potencial, pero no sabemos aún vendernos. Deberíamos cuidar más los detalles, facilitar la estancia a los visitantes e incorporarles a la vida normal de la zona. A todos nos gusta sentirnos parte del destino cuando salimos de casa.
No tenemos conciencia de comarca y cada pueblo de la zona, por muy bonito que sea, necesita del resto para que la gente se quede aquí más tiempo.
Las bodegas realizan visitas, pero casi nadie sabemos su funcionamiento. Se abren edificios pero ni nosotros sabemos cuando ni como es su funcionamiento. Hay rutas de senderismo y Btt impresionantes pero no están bien señalizadas. Hay gran calidad en la gastronomía pero seguimos vendiendo productos de fuera (vease el vino como ejemplo). Se organizan eventos y nos enteramos cuando han pasado.......
En conclusión, tenemos un gran flujo de visitantes y un patrimonio impresionante, pero no coordinamos las opciones para conseguir que se aumente el gasto y las estancias de los visitantes.
Se acercan las Edades del Hombre, y el exito no será que haya miles de visitantes, sino que consigamos que consuman en la zona, comprando, comiendo, durmiendo, realizando actividades.....
Tenemos una mina entre manos y gente que pasa por la entrada,,,,,y eso es la parte complicada, en nuestras manos está que entren a verla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario